Oṁ – bhadraṁ karṇebhiḥ

ॐ भद्रं कर्णेभिः शृणुयाम देवाः । भद्रं पश्येमाक्षभिर्यजत्राः ।

स्थिरैरङ्गैस्तुष्टुवागँसस्तनूभिः । व्यशेम देवहितं यदायूः । स्वस्ति न इन्द्रो वृद्धश्रवाः ।

स्वस्ति नः पूषा विश्ववेदाः । स्वस्ति नस्ताक्षर्यो अरिष्टनेमिः । 

स्वस्ति नो वृहस्पतिर्दधातु ॥ ॐ शान्तिः शान्तिः शान्तिः ॥

 

om bha̱draṁ karṇe̍bhiḥ śṛṇu̱yāma̍ devāḥ l bhadraṁ pa̍śyemā̱kṣabhi̱ryaja̍trāḥ l sthi̱rairaṅgai̎stuṣṭu̱vāgṁsa̍sta̱nūbhi̍ḥ l vyaśe̍made̱vahi̍ta̱ṁ yadāyu̍ḥ l
sva̱sti na̱ indroo̍ vṛ̱ddhaśra̍vāḥ l svasti na̍ḥ pū̱ṣā vi̍śvave̍dāḥ l
sva̱sti na̱stārkṣyo̱ ari̍ṣṭanemiḥ l sva̱sti no̱ bṛha̱spati̍rdadhātu l
om śānti̱ḥ śānti̱ḥ śānti̍ḥ ||

 

O devatā-s! Que con nuestros oídos escuchemos lo que es significativo (auspicioso).
Que con nuestros ojos veamos lo que es auspicioso (Déjame vivir acorde a lo auspicioso, que pueda convertir todo lo que oigo y veo en algo auspicioso y así vivir en actitud de oración).
Que mi cuerpo esté firme (mis miembros de acción estables para aportar en una vida de servicio) y que aprendamos a adorarte debidamente (con mantra-s védicos).
Que glorifiquemos la Verdad de nosotros mismos tal como los deva-s (leyes cósmicas, fuerzas) lo han hecho.
Que Indra (la red de la inteligencia del cosmos representado por la atmósfera, el trueno), quien es famoso (ampliamente adorado), nos bendiga con bienestar.
Que el omnisciente Pūṣan (el Sol), nos bendiga con bienestar.
Que Tārkṣya (hijo de Tṛkṣa: Garuda, el protector) de vuelo no obstruido nos bendiga con bienestar.
Que Bṛhaspati (devatā del conocimiento de uno mismo, representado por el planeta Júpiter, el maestro) nos bendiga con bienestar.

Om, Paz, Paz, Paz.

– Atharvaveda, Praśna, Muṇdaka, Māṇdūkya upaniṣad
Traducción por Profesor Francisco San Miguel 

 

Bhāṣya

Este mantra es la apertura del Arūṇa Praśna, un mantra largo relacionado al dios Sol (Sūrya). El término arūna señala el tiempo del día en que el Sol se levanta en el Este, bañando al mundo de reflejos naranjo bronce. La creencia dice que él, Sūrya monta su carruaje tirado por caballos y cabalga por el cielo. En el mantra, la frase bhadram karṇebhiḥ.śṛṇuyāma devāḥ implora a Sūrya otorgar a los devotos, una mente capaz de escuchar sólo cosas buenas, deja que sólo cosas buenas caigan sobre mis oídos.. O Señor. Luego el mantra ruega al Señor bhadram paśyemākṣabhir yajatrāḥ, por la oportunidad de ver sólo cosas buenas, no cosas perniciosas. Seguido a esto dice sthirairaṇgais tuṣṭuvāgṁsa tanūbhiḥ , pide: O señor, por favor, haz mi cuerpo fuerte y firme, para así tener el poder para hablar solo cosas auspiciosas sobre lo divino, y haz que mis palabras sean de valor inquebrantable. Luego vyaśema devahitaṁ yadāyuḥ. O señor dame una vida larga para poder exaltar tus virtudes por siempre. Permíteme alabarte mediante la recitación de mantras védicos y poder reconocerme en ellos, reconocerme en los devatas y sus formas de hacer que la realidad se exprese en un orden natural coherente. Un orden que posee varios niveles, como son: niveles energéticos que hacen posible la actividad, niveles de placer y de rechazo que dan la motivación para la acción; niveles físicos y biológicos, niveles materiales, niveles sociales y morales. Todo en el universo funciona en base a órdenes coordinadas en un solo gran orden que todo lo abarca. 

Así el mantra se dirige al Señor solicitando longevidad, salud física, quietud mental, poder de concentración, habilidad para tener pensamientos profundos, mantenerse inquebrantable y mantener perfecto equilibrio entre la mente y el cuerpo. El Arūṇa Praśna consta de 133 anuvākas, consistentes en 10 frases cada uno.

  • Con extractos del texto Sūrya namaskāra de Srī K. Pattabhi Jois
  • Traducido por Cristóbal Grez