Ashtanga Vinyasa Yoga

En Espacio la Montaña comprendemos el Ashtanga Vinyasa como un sistema de salud físico y mental que apunta a generar una disciplina adecuada para que el o la practicante de yoga, se desarrolle de forma segura, gradual y desafiante, hasta incorporar felizmente la mayor cantidad de herramientas yóguicas en su vida.

Es un método de práctica fluido, de posturas y movimientos que van desde formas muy sencillas a muy complejas, adaptándose a las capacidades personales de cada alumno y alumna hasta alcanzar su máximo potencial. Es por esto que la práctica puede ser desarrollada por cualquier persona que se entregue con perseverancia y sinceridad a esta disciplina.

Concibiendo el yoga como un medio para alcanzar la plenitud espiritual, o la liberación de nuestras limitaciones condicionadas, caminaremos juntos en pos del desarrollo personal que nos proponen los sabios Rishis del Viejo Mundo Hindú.

 

Clases dictadas por:

Cristóbal Grez

IMG-20170415-WA0002Férreo buscador del desarrollo personal. En 2003 se adentra en el mundo del yoga y experimenta practicando las diferentes disciplinas. Es en el 2011 cuando decide enfocar sus esfuerzos, y su pasión, en el Ashtanga Vinyasa, con la sincera intención de comprender su origen.

Estudia en India con el prestigioso profesor chileno Andres Wormull, quien lo guía para comprender la libertad y la adaptación dentro de un método que puede ser interpretado de forma muy ortodoxa. Con él, comienza a explorar las ramas más profundas que se contemplan en el método original de Vinyasa Krama propuesto por T. Krishnamacharya. En él, los ejercicios respiratorios (pranayama) y la recitación de mantras como sistema de meditación capaz de promover estados mentales de profundo relajo, introspección y lucidez, son profundamente explorados con la finalidad de hacer de las prácticas ancestrales de yoga, herramientas útiles para el bienestar del ser humano contemporáneo. Tiempo después comienza sus estudios en cosmovisión yóguica con Francisco San Miguel, un erudito en el conocimiento de yoga y vedanta. De ambos maestros ha extraído un riquísimo cúmulo de experiencias y conocimientos de los que se encuentra profundamente agradecido.

En el Año 2013, junto a su familia, da forma y desarrolla Espacio La Montaña.

“Sólo puedo agradecer, ya no hay nada que pedir, todo es un regalo divino”.

Dentro de su trayectoria, ha ayudado a amigos a desarrollar escuelas, retiros, actividades y eventos que promueven el yoga y una forma de vida acorde al conocimiento védico.

 

Sobre la Práctica de Ashtanga Yoga

Como indica el sabio Patanjali en los Yoga Sutras, Ashtanga yoga significa “yoga de ocho ramas”. Para Patanjali, el camino de purificación interna del ser humano se compone de las siguientes ocho prácticas espirituales:

Yama [códigos morales], Niyama [auto-purificación y estudio], Asana [postura], Pranayama [control de la respiración], Pratyahara [control de los sentidos], Dharana [concentración], Dhyana [meditación], Samadhi [la absorción en el cosmos].

La definición de yoga es “la maestría sobre la mente” [citta vrtti nirodhah]. Y según esta filosofía, los dos primeros pasos para conseguir esta maestría, o control, son la perfección del Yama (códigos morales) y del Niyama (auto-purificación y estudio). Sin embargo, desarrollar códigos de conducta y limpieza en estos niveles es muy difícil cuando los órganos del cuerpo y los sentidos son débiles e inestables. Por esto, se recomienda comenzar por asumir diariamente la práctica de asanas (ejercicios de posturas), para así construir un cuerpo fuerte y saludable. Con los órganos del cuerpo y los sentidos estabilizados, conseguiremos que la mente logre mantener atención constante y así controlarla.

Cómo practicar asanas de forma correcta

Para realizar asanas correctamente en Ashtanga yoga, se debe incorporar el uso de Vinyasa y Tristhana.

Vinyasa es definido como “el sistema respiratorio”, o como “la unión de la respiración y el movimiento”. Su práctica significa desarrollar una progresión gradual, un enfoque paso a paso que, de forma apropiada y sistemática, lleve a quien lo cultive al siguiente nivel.

Practicar asanas incorporando Vinyasas calienta la sangre, la limpia y la adelgaza. Esto mejora la circulación, alivia dolores articulares y elimina las toxinas y enfermedades de los órganos internos. El sudor generado a partir del calor en los ejercicios de Vinyasa, elimina a las impurezas del cuerpo. Mediante el uso de Vinyasa, el cuerpo se vuelve sano, fuerte y ligero.

Tristhana se refiere a la unión de tres puntos fundamentales: postura (asanas), sistema de respiración (pranayama) y foco visual (dristi). Estos tres pilares del yoga alcanzan los tres niveles de purificación: el cuerpo, la energía y la mente.

Pilares fundamentales del yoga Ashtanga
  • Postura:

La postura o asana, es entendida como “el método para purificar y fortalecer el cuerpo”. En el yoga, cada postura es una preparación para la siguiente, en cada una se desarrolla la fuerza y ​​el equilibrio necesarios para seguir avanzando. Estas deben ser firmes, estables y al mismo tiempo relajadas, sin tensión.

  • Respiración:

La técnica de respiración o pranayama que se realiza con Vinyasa en el yoga Ashtanga, se ​​llama Ujjayi (respiración victoriosa), y se centra en mantener una  inhalación (puraka) y una exhalación (rechaka) constante y uniforme, procurando que los tiempos de ambas sean los mismos.

A través de la práctica de pranayama la mente se enfoca en una sola dirección y sigue el movimiento de la respiración. Pranayama es la base de las prácticas de limpieza interna de Ashtanga yoga.

  • Foco visual:

Conocido como dristhi, es el punto al que dirigimos la mirada durante la realización de una asana. Hay nueve dristhis dentro de este método: la nariz, el entrecejo, el ombligo, el pulgar, las manos, los pies, la coronilla, el lado derecho y el lado izquierdo. Dristhi purifica y estabiliza el funcionamiento de la mente. Cuando durante la práctica de asanas, la mente se centra exclusivamente en la inhalación, en la exhalación y en el drishti, se consigue un profundo estado de relajo y concentración que prepara el terreno para la práctica de las ramas internas del yoga o Antarangas: Dharana – Dhyanam – Samadhi.

  • Antarangas

Las antarangas son entendidas como prácticas internas de purificación y control mental. Se dividen en: pratyahara, dharana, dhyana y samadhi.

Cuando la purificación se logra y se da paso al control mental, los seis venenos que corrompen al atma (alma) – kama (deseo), krodha (ira), moha (engaño), lobha (codicia), matsarya (pereza) y mada (envidia) – comienzan a ser destruidos, permitiendo que el SER se asiente o se revele a sí mismo como conocedor de la realidad. De esta forma, la práctica correcta y diligente de las antarangas, bajo la dirección de un profesor instruido, conduce a la plena realización de las ocho ramas del yoga de Patanjali.

  • Bandhas:

Son componentes esenciales de la técnica de respiración ujjayi.  Bandha significa “bloqueo” o “sello”. El propósito de bandha es desbloquear la energía pránica y dirigirla hacia los 72.000 canales de energía del cuerpo sutil (nadis). Mula bandha es la cerradura del piso pélvico y uddiyana bandha es la cerradura del abdomen en su parte inferior. Ambas bandhas dan ligereza, fuerza y ​​salud al cuerpo y ayudan a construir un fuerte fuego interno. Mula bandha opera en la raíz de la columna vertebral para contener al prana (la energía) en el interior del cuerpo. En cambio uddiyana bandha es utilizado para dirigir el prana hacia arriba y distribuir la energía a través de los nadis. Jalandhara bandha es el “sello de la garganta” y se produce espontáneamente y de forma sutil en muchos asanas, debido al dristi o a la posición de la cabeza. Este bloqueo impide que la energía pránica se escape y detiene cualquier acumulación de presión en la cabeza al sostener el aliento. Sin control de bandha, la respiración no será correcta, y las asanas tendrán poco beneficio.

 

Te recomendamos:
  • Usar ropa ligera
  • Traer una toalla pequeña y una botella de agua
  • Intentar mantener la concentración durante toda la práctica
  • Comenzar y terminar la clase recitando el mantra designado
Mantra inicial

Om
Vande Gurunam charanaravinde
Sandarshita svatmasukavabodhe
Nishreyase jangalikayamane
Samsara hálahala mohashantyai

Abahu Purushakaram
Shankhacakrsi dharinam
Sahasra sirasam svetam
Pranamami Patanjalim
Om

Rezo a los pies de loto del gurú supremo
Que enseña su saber, despertando la gran alegría del Ser revelado
Que actúa como médico de la jungla
Capaz de eliminar el veneno de la ignorancia de esta existencia condicionada.
Ante Patanjali, encarnación de Adisesa, que con su color blanco,
Mil cabezas radiantes (en su forma de serpiente divina, Ananta)
y su aspecto humano a partir de los hombros empuña la espada de la discriminación
junto a una rueda de fuego que simboliza el tiempo infinito y una caracola que
representa para él el sonido divino,
Mis reverencias,

Om
______________________________________________________________

Mantra Final:
Mangala Mantra
Om

svasti-prajā-bhyaḥ pari-pāla-yaṁtāṁ
nyāyena mārgeṇa mahīṁ mahīśāḥ |
go-brāhmaṇebhyaḥ śubham-astu nityaṁ
lokāḥ samastāḥ sukhino-bhavaṁtu ||

Om

Gloria a la prosperidad
Que los gobernantes guíen el mundo con ley y justicia
Que todas las cosas sagradas gocen de protección
y que los habitantes del mundo sean felices y prósperos

Om

Shanti Shanti Shanti

Ven a vivir el Yoga al Espacio la Montaña, escríbenos!