Biomagnetismo

¿Qué es el Biomagnetismo Medico?

 

El Biomagnetismo Medico es una método terapéutico desarrollado por el doctor Isaac Goiz Durán de México, que al usar imanes de mediana intensidad, permite restablecer el equilibrio bioenergético del cuerpo, recuperando así la salud. Al colocar imanes en determinados puntos del cuerpo se corrigen disfunciones energéticas y se combaten parásitos, bacterias, hongos y virus, logrando exterminarlos en poco tiempo.biomagnetismo-curacion-con-imanes-a-domicilio_8db1b40c_3

A través de los años de experiencia el Dr. Goiz,   ha visto que un órgano se polariza hacia el lado positivo por exceso de iones de hidrogeno cayendo en un estado de acides en su totalidad y esto a su vez condiciona como consecuencia necesariamente lógica la  polarización de otro órgano en sentido opuesto, es decir, hacia la alcalinidad por déficit de hidrogeniones y presencia de radicales libres complejos con polaridad negativa. A un nivel general, es conveniente visualizar el estado de salud de los órganos como un equilibrio ideal entre sus cargas iónicas negativas y positivas. El cuerpo humano se mantiene en salud siempre que su pH se mantenga en un rango cercano a neutro (pH 7). Por lo que podríamos decir que la enfermedad se produce cuando hay una distorsión entre las cargas (positiva o negativa)

que abarca a los órganos.

Es así como que el Dr. Goiz ha descubierto que diversas combinaciones específicas de microorganismos, producen la mayoría de las enfermedades en el ser humano. Con Biomagnetismo se pueden obtener mejorías notables en las personas que padecen enfermedades como diabetes, lupus, cáncer, entre muchísimas otras, en periodos de tiempo breves.

En 1988 el Dr. Goiz descubrió el concepto Par Biomagnetico. Para poder entenderlo podríamos decir que en el cuerpo existen puntos específicos que van asociados y que presentan polaridades magnéticas contrarias, es decir positivas y negativas. El Dr. Goiz tiene estos puntos específicos definidos en un mapa corporal donde deben colocarse los imanes para lograr el nivel energético normal del cuerpo.

Identificando por cada par de puntos el microorganismo asociado, disfunción de un órgano y/o enfermedades que produce, aun antes de presentar sintomatología, por lo que el biomagnetismo es una muy buena forma de prevenir enfermedades.

biomagnetismo-300x202

Es el cuerpo de las personas el que muestra el lugar en desequilibrio, a través de un test de reacción muscular inteligente, en el que se produce un acortamiento o elongación del hemicuerpo derecho de la persona, siempre que en el punto de rastreo se detecte una variación del pH.

Una vez identificados los puntos se colocan imanes de la misma polaridad testeada, interrumpiendo la retroalimentación energética y corrigiendo la alteración del pH y recuperando  el nivel energético normal del cuerpo. Al desequilibrar la condición de vida de estos microorganismos, pierden su sustento energético y se destruyen.

Lo sorprendente del descubrimiento es que cuando estos pares se desequilibran, en el polo sur de ellos se concentran focos de determinados virus en un ambiente de pH ligeramente ácido, mientras que en el polo norte se ubican ciertas bacterias, pero en un medio de pH algo más alcalino que en el resto de los tejidos.

La terapia de biomagnetismo médico, es un procedimiento de orden físico, natural,  externo y simple, no produce efectos colaterales indeseables. Es eficiente y práctico. No requiere de exámenes previos. No requiere de de una gran infraestructura costosas, solo un set de imanes. Y algo muy importante nos permite identificar el origen de las enfermedades y revertirlas siempre que no presente daño físico estructural irreversible, y en que las posibilidades de regeneración estén disminuidas por la edad, por cirugías o por acumulación de efectos secundarios de medicamentos durante mucho tiempo.

A la persona se le recuesta en una camilla, de preferencia con ropa ligera y algodón, con zapatos ya que es más fácil ver el  alargamiento o acortamiento de las extremidades inferiores.

El biomagnetismo también puede combinarse con tratamientos alopáticos convencionales y otras terapias como las Florales, Osteopatía o Reiki, por ejemplo. Sin embargo, es recomendable que una vez que el paciente constate las mejoras en su condición, visite a su médico tratante para que le disminuya adecuadamente las dosis de los medicamentos anteriormente prescritos.

Sólo en casos de quimioterapia es recomendable esperar a la finalización del tratamiento, seguir luego una dieta depurativa, y luego examinar al paciente por bioenergética para ver si está en condiciones de recibir su primera sesión de biomagnetismo. Tampoco es recomendable realizar biomagnetismo a personas que se realizaran próximamente quimioterapia.

biomagnetismo-imagen